VICTORIA DE XABI ZARRANZ EN APUKO EXTREM ULTRA. CRÓNICA

No sé por dónde comenzar a relataros esta increíble experiencia.
Apuko era para mí una carrera marcada en el calendario como una nueva oportunidad para retarme conmigo mismo y ver como respondo ante tantas horas de carrera. Una nueva experiencia de resistencia física y mental.
El año anterior la idea de correrla me rondo la mente pero no me atreví y al final me decante por La Higa de Monreal, otra preciosa carrera a la cual es difícil decir que no.

11188253_781341695306819_3952133322736236943_n
Bueno, al tema.
El viernes 1 nos dirigimos hacia la pequeña localidad de Zaramillo. German,Sergio y yo. Es fácil dejarse liar por estos dos grandes corredores de larga distancia. Ambos tienen mucha experiencia en pelear durante horas contra todo tipo de montañas y además son unos fenómenos como personas. Con ellos la risa fácil sobrevuela el ambiente.
Llegar a Zaramillo,aparcar la furgo en el parking habilitado para ello e ir a coger el dorsal. A partir de aquí comienza lo que verdaderamente nos gusta a los corredores de montaña y también a todos los demás. Juntarse con amigos y ponerse a hablar sin poder parar,es todo uno. De aquí a echar uno o unos potes,no hay nada.
Cerveza de Bilbao! O sea en vaso de cubata. Para cuando te das cuenta, ya estás hablando demasiado, no has reservado para cenar y son las 22:00. Piensas: Bueno por lo menos tengo el dorsal.
Al final acabamos cenando tarde, pero cenamos. Y bastante bien.
Ensaladas unos fritos y Solomillo con patatas y pimientos. Vamos: El mejor menú pre-competición que se pueda pedir. jejeje!!!
De la cena rápidamente a la furgo a dormir. Más vale que traje la mochila de carrera preparada,porque a la 1 de la mañana todavía andábamos preparándonos para dormir.
Riiiiinnnnng,riiiiinnnnng!!!!! Suena el despertador a las 5:00 y de un salto nos levantamos Sergio y yo, ya que Germán dormía en una pensión de aquí al lado. Nervios pre-competición. Lo normal. Comemos unas tostadas de pan de Centeno que suelo preparar en casa, con mermelada, queso y algo de jamón de York. Todo ello junto a modo de tartaleta. Un café (………..) y a correr.
Control de material: todo correcto! Manta térmica, teléfono movil,camiseta térmica,frontal,bolsa de hidratación de 1l,cortavientos,gorra o braga,geles,sales etc… Y de aquí a la línea de salida. Por delante 90km y casi 7000m positivos. Las piernas tiemblan. Suerte a todos! Y zassssss! Salimos.
Salimos bastante fuertes, supongo que la gente querrá coger buen puesto porque se hace senda, pero no. Es pista y vamos rápido. Estamos subiendo a Ganeko casi 900+ en 8km. La cosa se estira y enseguida se rompe el grupo y vamos enfilados. Yo voy en 5º posición,pero voy cómodo y sigo para adelante. No he traído bastones y me estoy acordando de ellos. Es todo para arriba y vamos andando.
Después de una terrible pala de hierba se llega a un cresteo con mucho viento sur,que casi me arranca el dorsal y tras una trepada equipada con unas cuerdas,llegamos a la cima todos estirados y para abajo.
Para el km 10 ya he parado 3 veces a mear. No sé que me pasa, pero parece ser que mi cuerpo quiere expulsar toda el agua sobrante. Es algo que me suele ocurrir en carreras o entrenos largos. Como si supiera que le quedan muchas horas y no quisiera llevar peso extra.
Bajamos a La Quadra. Primer avituallamiento solido y vamos los 4 primeros juntos: Pedro Etxeberria,Omar,Otro chico que no recuerdo su nombre y yo. Oscar, amigo y organizador,me dice que me lo tome con calma ya que la siguiente subida es muy dura. De hecho es donde más sufrí de toda la carrera. Bendito Eretza! Que duro es. Tiene un cortafuegos al final entre cipreses que te dejan las piernas muy muy tocadas. Km 25 estoy reventado y no llevamos nada. Se me pasa por la cabeza el retirarme en Sodupe e irme a echar una birra. No me apetece sufrir y subiendo al Eretza he perdido 2 puestos y creo que voy 6º.
Me duelen los pies porque llevo las zapatillas un poco justas y hace 2 días me corte las uñas. Cosa que no hay que hacer, pero ya está hecho. Así se aprende!
Bajo a Sodupe, km30. Como y me empiezo a recuperar. Sé que una vez pasado el 30 me suelo sentir mejor. Me relajo y dejo de mirar el reloj. Llevo la mochila llena de cachos de plátano y algunas gemínalas que he cogido en el avituallamiento. Además me he comido un sándwich de jamón y queso y ya está haciendo sus efectos.

IMG_7124-Large
Ahora vienen 2 subidas consecutivas y empiezo a sentirme muy bien. Por delante Arzia y Espadaseca para posteriormente bajar a Zalla punto de vida donde está el avituallamiento más grande y donde he dejado una bolsa con algo de comida extra y unas zapatillas y calcetines secos. Antes de llegar al km42 adelanto a un corredor que me había pasado en el Eretza y en poco menos de un km adelanto a Iñigo Gil. Un chico muy majo que posteriormente haría 3º puesto. Ya voy 3º y se me empieza a subir la moral. Llegando a Espadaseca alcanzo a los dos de cabeza, Pedro y Omar y noto que Pedro no va bien. Omar corona primero pero Pedro va justo. Yo voy a lo mio,como bien y bebo Coca-Cola. No lo había hecho nunca antes en carrera ,pero es lo que me pide el cuerpo. Hidrato bien y sigo.
Ya bajando a Zalla los alcanzo,pero cómo no? me paro a mear y los pierdo pensando que rápidamente los alcanzaría. No es así. Me despisto en un cruce y me llegan a coger hasta 3 minutos. En Zalla llego al avituallamiento y ellos todavía están allí. Mientras como algo y me cambio de zapas, Germán que se ha retirado antes me rellena la mochila de agua y me ofrece macarrones. Aunque con un sándwich me basta. Llevo toda la carrera comiendo bien y no tengo hambre.
Zapas nuevas, vida nueva. Me siento flotar,he pasado de unas zapas de 300gr a unas de poco más de 200gr,pero muy muy cómodas y con la diferencia de peso,alucino.
A partir de Zalla 35km de carrera más rápida y divertida hasta meta.
Nada más salir adelanto a Pedro. Va mal con las tripas y le pregunto a ver qué tal ,o si quiere algo. Me dice que va bien y que siga. Es una subida de hormigón bastante dura que subo casi toda corriendo. Me siento fuerte y empiezo a pensar en la cabeza de carrera. Y antes de llegar a la cima de Ubieta km 58, alcanzo a Omar Gil.
Unos kms antes me había encontrado un perfil de la carrera plastificado y bastante currado y le pregunto a Omar a ver si era suyo. Me dice que sí. Se lo paso y me pongo a tirar en un falso llano llegando a cima. Veo que no me sigue el ritmo y es entonces cuando acelero y pienso por primera vez en ganar.
Bajo en solitario a Güeñes y en el avituallamiento me espera de nuevo German,pero esta vez junto a Leire. Otra integrante de Sport HG Team. La gente me dice que voy fresco,que tengo buena cara y eso que estamos en el km65. Si supieran lo que va por dentro?
Salgo de Güeñes a toda la leche para no perder tiempo y poder sacar todo el tiempo posible en las zonas corribles,pensando en que si luego me viene un bajón,no me pillen. Aunque cada vez que hay una zona despejada miro para atrás y veo que llevo mucho tiempo. Cada vez soy más consciente de mi posible victoria pero no me fio un pelo. Cuando llego a la cima del Aldape y tras pasar el Luxar, me dicen que llevo más de 10minutos y lo único que me sale es una sonrisa. Empiezo a ir justo y no quiero petar en la última subida que es Apuko y que tiene una terrible pala final.
Cuando paso por el último avituallamiento, todavía llevo agua y no relleno la mochila para subir con menos peso. Craso error del que luego me acordaré!
Ya en la última pala de Apuko están Sergio y Aitor que ha corrido la maratón. Me animan como posesos, da gusto verlos como gritan. También está Oscar y me dicen que ya está hecho,que llevo 25 minutos de ventaja y solo queda la bajada. A mi esa última pala me acaba de rematar. Para hacer 10 m hago 3 zetas. Estoy muerto,sin agua,sin geles,sin sales y la tripa rujiendo. No tengo nada que comer y cresteando hacia meta me empiezo a marear. Poco momento de lucidez en mi mente y en un tropezón,recuerdo que he llevado durante toda la carrera una tartaleta de mermelada,queso y jamón en la mochila. Ja,ja,ja!!! Mi salvación!
Me la como, como un autentico cuto y casi me ahogo porque no tengo agua. Tras unos kms me recupero y consigo llegar a Zaramillo en primera posición.
De nuevo, no sé cómo explicar lo que se siente cuando se consigue algo así. Es increíble que tras correr 11h se te olvide todo tipo de dolor y solo quieras reír.
Bueno y comer,beber,ducharme y darme un buen masaje.
Más vale que en Zaramillo saben hacer las cosas muy,muy bien y una vez acabado y tras ducharme y recibir un pedazo de masaje de casi 1h, comí hasta la saciedad. Macarrones,costillas,fruta y abundante cerveza.
Así da gusto!

A-puko no acabo!!!!!!
Agradecer a Ramón( de A4 X KM ) las zapatillas Inov8 y los calcetines Lurbel,que tanto cuidaron mis pies.
Hasta la proxima.
Egurreeeee!!!!!

apuko