NAFARROA XTREM 67K RECONOCIMIENTO PRIMER TRAMO

NAFARROA XTREM 67K RECONOCIMIENTO PRIMER TRAMO

A dos meses de la II edición de Nafarroa Xtrem, y como parte de la organización de la carrera, sentía la necesidad de recorrer la totalidad de sus 67 kms para conocer bien algún tramo que no había atravesado, y de paso, ver necesidades de limpieza, desbroce etc etc en la zona.

La idea es recorrer la distancia larga en 3 etapas,  la primera de ellas desde Saigots hasta el alto de Urkiaga, km 19 aproximadamente de NX67K. Antes tendríamos que ascender el monte Adi (1453 mts), kilómetro 15 de ambas distancias, que, en el caso de la corta, desciende por otra vertiente para regresar a Zubiri.

Así que aprovechando el festivo de Santiago, me dirijo junto a mi compañero de organización Alfonso Darías hasta el alto de Urkiaga para dejar allí un coche, y regresamos con otro hasta Saigots (km 1 de ambas distancias), ahorrándonos el primer y único tramo de asfalto de la carrera, el que une Zubiri con Saigots.

El día amanece nublado, fresco y se escapa alguna gotilla de agua; en esta zona no es tan raro días así ni en julio… ni en septiembre, y si no que se lo pregunten a los 500 participantes de nuestra primera edición, aunque lo más habitual son temperaturas bastante más altas, y días soleados.

Atravesamos el puente medieval sobre el río Arga de Saigots desde la curva de la carretera, y , tras dejar de lado el acceso a la nueva GR “Fuga de Ezkaba” que rememora la huída a Francia de los presos de la prisión del monte Ezkaba, avanzamos por un ancho camino en busca del Adi.

Los primeros kms de la carrera son corribles. El primero de ellos es por asfalto, y viene bien para estirar la carrera antes de entrar a los senderos, evitando los tapones que sacan lo peor de los y las corredoras. Tras cruzar dicho puente, el camino es ancho, se puede adelantar fácil, y se acaba el asfalto. Enseguida llega la primera cuesta de la carrera, corta, pero intensa. A esas alturas ya pocos podrán seguir hablando, si es que lo hacían, y pocos/as la completarán corriendo, pero hasta el km 4, es todo corrible, con zonas agradables para correr hasta llegar a un segundo puente que atraviesa una regata, y enseguida se gira a la derecha. Este giro marca un cambio radical, empieza el monte de verdad, y el camino se pone ya cuesta arriba convirtiéndose ya en un sendero estrecho flanqueado por árboles y arbustos que, rodeados de musgo, forman un verde túnel que ,en ascenso continuo por el que pocos/as podrán correr, nos llevará hasta el raso de Azegi , una verde explanada de hierba donde llaman la atención sus acebos y desde donde merece la pena perder unos segundos en disfrutar de las vistas, ya rondando los 1000 mts de altura, que ya no perderemos hasta coronar el Adi.

Esta zona es agradable de correr. Enseguida los participantes de la carrera larga se irán acercando hasta un monte , y antes de acceder a sus bosques, verán un avituallamiento, pero es importante que sepan que ese avituallamiento es tan solo para los corredores de la corta, que llegan algo más tarde. El motivo por el que no ofrece avituallamiento a la larga es que para sumar puntos para UTMB cuantos menos avituallamientos en carrera, más puntos se consiguen. Así que cuidado, que hasta el km 11 de carrera no está el primer avituallamiento, por lo que hay que salir con algo más de medio litro de agua para no tener problemas hasta el primer punto donde se puede reponer líquidos y comida.

En la parte de abajo, sendero tipico del hayedo que atravesaremos. Así ha dejado a un árbol un rayo.

Llegados hasta este primer “falso avituallamiento” el paisaje vuelve a cambiar, y nos adentramos en un bosque de hayas que abundan allí por donde miremos. El terreno sigue siendo agradable de correr, con una subida suave y llevadera, pisando una blanda alfombra de tierra y hojas que no castiga las piernas. Por delante, nos quedan unos 6 kms de bosque de haya habitado por ciervos hasta llegar al primer avituallamiento de Lizartxipi (liquido y solido), donde es casi obligatorio parar a reponer fuerzas.

Tras dejar el avituallamiento, nos vamos hacia la izquierda, y, atravesando senderos corribles y no técnicos, avanzamos en busca del Adi, que ya podemos intuir al fondo. Llegaremos hasta la cabaña de Leñadi, ahora despejada de árboles tras trabajos forestales. En este punto estamos a algo menos de 1200 mts de altura, daros cuenta que llevamos casi 6 kms atravesando un sendero no técnico y con poco desnivel, por lo que el ritmo es alto en esta parte.

Alfonso , avanzando por los hayedos en busca de la última ascensión hasta hacer cima en el Adi.

Tras dejar atrás la cabaña, se suceden pequeñas cuestas de andar con zonas donde aún podremos avanzar corriendo, hasta llegar a la base del Adi, marcada por un nuevo cambio de paisaje; se acaban ya los bosques de hayas y, tras cruzar una valla, y ya con algo más de 800 mts de desnivel positivo en las piernas, encaramos la última subida de esta primera etapa hasta hacer cima en el Adi. La subida al Adi es una subida dura, de las de andar con calma, marcando un ritmo constante que podamos mantener sin ahogarnos.

Desde abajo se divisa la cima, lo cual nos permite ir viendo lo que queda, o mejor visto, lo que ya le hemos ido quitando. Si se nos atasca la subida, es recomendable parar y perder unos segundos en darse la vuelta y contemplar las vistas desde su ladera bebiendo un trago de agua.

Una vez arriba (km 15 de carrera), nos encontraremos con el primer control de la carrera, y tras cruzar la valla, el recorrido nos dirige hacia la izquierda cerca de la valla.

En la cima del Adi, a más de 1400 metros de altitud, lástima que había niebla y no se podía disfrutar de las vistas.

Desde aquí hasta Urkiaga nos esperan 4 kms de descenso atravesando una extensa pradera de hierba con pocos árboles. La primera parte tiene algún pequeño tramo técnico, pero casi toda la bajada es más de tierra y hierba, siendo una zona también agradable para correr, aunque el desnivel negativo es importante.

En la cima del Adi está prevista la presencia de bastante público, si el tiempo acompaña, ya que aparte de la belleza del lugar, se celebrará una marcha popular que ascenderá desde Urkiaga hasta la cima, donde pararán a almorzar y animar a los atletas de ambas distancias.

Y una vez descendidos sus 4 kms, y cruzar una carretera, nos encontraremos ya en Urkiaga, y su avituallamiento sólido y liquido, segundo de la carrera. Desde aqui arrancará la carrera en dirección hacia Artesiaga, pero a nosotros con estos 18 kms ya nos ha bastado para hacer hambre y disfrutar de la fresca mañana, así que nos dirigimos hasta el Hostal Quinto Real , en Eugi; uno de los colaboradores de nuestra carrera, para reponer fuerzas y saludar al pelotari Fernando Goñi.

Resumiendo esta primera parte; primeros kms suaves para calentar musculatura hasta el 4. Subidas duras de las de andar centradas en dos: la del km 4 al 5, y la ascensión final al Adi.

Terreno agradable para correr, y muchos kms para avanzar rápido, por su suave pendiente y por su terreno no técnico. Abunda la sombra, y no es zona donde el calor apriete.

Paisaje espectacular a través de hayedos y praderas en raso.

Muy importante estudiar bien la ubicación de los avituallamientos, dos en 19 kms , para evitar sorpresas. Si algún día os animáis a recorrer esta etapa entrenando, tener en cuenta que no hay fuentes en el camino, por lo que tendréis que portar los líquidos desde el inicio.

En breve recorreremos la segunda etapa (Urkiaga-Aritzu) y la última y posiblemente más dura, Aritzu-Zubiri, y os contaremos nuestras impresiones.

Animaros este verano a descargaros el track y recorrer la zona. La zona es espectacular, y este verano mantiene perfectamente su color verde. Saigots está a poco más de 20 minutos de Pamplona, y las suaves temperaturas de la zona permiten disfrutar, y mucho, de la zona.

#kenoparendie #inorezdadilagelditu

® Ramón Orayen, A4XKM. Julio de 2017